Lunes a Viernes de 9.00 a 21.00h | 930 170 559
info@abfisioterapia.com | C/Marià Aguiló, 57. 08005, Barcelona
Lunes a Viernes de 9.00 a 21.00h | 930 170 559
info@abfisioterapia.com | C/Marià Aguiló, 57. 08005, Barcelona

Obstetricia

 

La obstetricia es la especialidad médica de la ginecología que se focaliza en el ciclo del embarazo. Cuando la mujer se queda embarazada, inicia el proceso de gestación que dura aproximadamente entre 40 y 42 semanas y tiene que acudir a las diferentes revisiones y realizar las pertinentes ecografías que la profesional le indique. La ginecóloga le explicará todo el seguimiento que tendrá que ir haciendo hasta el día del parto, todos los controles y pruebas necesarias.

  • ASESORAMIENTO PRENATAL Y VISITA PRECONCEPCIONAL: cuando la mujer quiere quedarse embarazada, se recomienda realizar una visita preconcepcional donde se le explicarán todas las pautas que hay que empezar a seguir para lograr el embarazo. Durante la visita se realiza una entrevista personal e historia clínica a la paciente (y a su pareja si la tuviera) para conocer el estado de salud, su ciclo menstrual, su estilo de vida (deporte, alimentación, si es fumadora o bebe), las posibles patologías hereditarias familiares si las conoce etc. Estudiar y analizar cada caso en profundidad, ayudará a lograr de manera más fácil el embarazo.
  • VISITAS DE SEGUIMIENTO DURANTE EL EMBARAZO: tras la primera falta de la menstruación (la “regla”) y un test de embarazo positivo, hay que solicitar visita con la ginecóloga para confirmar el embarazo. A partir de entonces, cada mes se realizará una visita de seguimiento para controlar los diferentes cambios y la evolución de la mujer embarazada y su bebé. A continuación, detallamos algunas de las pruebas más determinantes durante los 3 trimestre que dura el embarazo:
  • DURANTE EL PRIMER TRIMESTRE (SEMANAS 6 – 12):
    • ECOGRAFÍA DE VIABILIDAD DEL EMBARAZO EN LA SEMANA 6: esta primera ecografía se realiza para confirmar la implantación y la viabilidad del embarazo. Gracias a esta ecografía podemos saber si el embrión se encuentra implantado en el útero, si hay latido cardíaco, el número de embriones que hay y se estimará una fecha prevista del parto. Además se valorarán los ovarios y el útero en su totalidad para descartar patologías ováricas y uterinas (quistes, fibromas,…) 
    • ECOGRAFÍA DE LA SEMANA 12: esta ecografía consiste en medir los marcadores ecográficos de alteraciones cromosómicas, como por ejemplo la translucencia nucal  del feto. Además se realiza una valoración detallada de la anatomía fetal, de las arterias uterinas, del cordón umbilical y la localización de la estructura de la placenta. También, se comprueba junto a la prueba del cribado combinado y otros parámetros, si el bebé presenta Síndrome de Down o afectación en los cromosomas 18 y 13. Esta prueba se realiza con una ecografía no invasiva e indolora. Según el resultado, el profesional indicará las pautas a seguir.
  • DURANTE EL SEGUNDO TRIMESTRE (SEMANAS 13 – 27):
    • ECOGRAFÍA PRECOZ DEL SEGUNDO TRIMESTRE “IDENTIFICACIÓN DEL SEXO DEL BEBÉ” (SEMANA 16):  Durante esta semana, es posible realizar un estudio precoz y muy detallado de la morfología del bebé. Se pueden estudiar casi la totalidad de sus órganos, y además  se puede identificar el sexo del bebé. Es una ecografía que aporta mucha información sobre el estado del bebe previo al estudio morfológico que se realiza en la semana 20. También se suele recomendar en aquellos casos en los que haya habido alguna alteración durante las pruebas del primer trimestre para identificar alguna patología del bebé o cuando hayan existido alteraciones o malformaciones en embarazos anteriores así como sospecha de infecciones.
    • ECOGRAFÍA DEL SEGUNDO TRIMESTRE “MORFOLÓGICA” (SEMANA 20): esta ecografía se recomienda a todas las embarazadas ya que se trata de una prueba muy importante en la que se determinan malformaciones que pueda presentar el bebé. Alrededor de la semana 20-22 se explora el funcionamiento correcto de los órganos y sistemas y de sus posibles alteraciones cromosómicas. En esta ecografía se descartan posibles patologías del bebé. También podemos observar cómo está la placenta, la cantidad de líquido amniótico, el estado de circulación fetal y uterino y el crecimiento del bebé. 
  • DURANTE EL TERCER TRIMESTRE (SEMANAS 28 – 40-42):
    • ECOGRAFÍA DEL TERCER TRIMESTRE: durante el tercer trimestre se realizan difere
      ntes ecografías para controlar la evolución del embarazo. Se realizan ecografías para valorar el crecimiento del bebe, se realiza un repaso anatómico de los órganos que
      han ido madurando durante este trimestre, asi como el funcionamiento de la placenta y del cordón umbilical que aporta nutrientes al bebe. Además se valora que la cantidad de líquido amniótico se mantenga dentro de los límites de normalidad.
  • URGENCIAS OBSTÉTRICAS Y GINECOLÓGICAS: si la mujer presenta dolor o cólicos abdominales, dolor abdominal, sangrado, molestias vulvares o vaginales, molestias en las mamas,  o cualquier síntoma que haga que no se encuentre bien, puede acudir a la ginecóloga para hacer una visita de urgencias.
  • CONTROL GINECOLÓGICO POSTPARTO: 
    • A los 7 o 10 días después del parto una vez iniciada la etapa del puerperio (“cuarentena”), la ginecóloga realizará una primera ecografía y exploración después de dar a luz para controlar que todo va bien y va siguiendo su curso normal de recuperación. Se suele controlar a través de una ecografía abdominal que la mamá no tenga restos de placenta o coágulos en el útero y para comprobar el estado de cicatrización de los puntos en la vagina o en la zona abdominal en el caso de cesáreas. En esta primera visita postparto se suelen resolver las dudas que surjan con el comienzo de la lactancia y el estado físico y emocional de la mamá en estos primeros días después de dar a luz.
    • Una vez pasado el puerperio (“cuarentena”), aproximadamente unos 40-50 días después de dar a luz, es el momento de acudir de nuevo a la ginecóloga para realizar un control clínico y ecográfico. Se realiza una ecografía transvaginal o abdominal en caso de cesárea y una petición de analítica (hormonal y hematológica normal) para controlar que todo está bien. Durante esta visita también se suele realizar el seguimiento de la lactancia en aquellas madres que estén amamantando a sus bebés así como también comentar sobre los diferentes métodos anticonceptivos que mejor se adapten a la mujer en esta nueva etapa.
    • Pasado el puerperio, la ginecóloga derivará a la paciente con la fisioterapeuta para iniciar el trabajo de recuperación del suelo pélvico y su abdomen durante el postparto. Esta recuperación se debe realizar independientemente de la tipología de parto, ya sea vaginal o cesarea.
  • PEQUEÑAS INTERVENCIONES: las ginecólogas pueden realizar pequeñas intervenciones en consulta como por ejemplo biopsia vulvares y vaginales, exéresis y cura de pequeñas lesiones genitales, pruebas invasivas (amniocentesi, biopsia corial, etc.).

 

Solicita más información sobre la supervisión del embarazo y los servicios personalizados de obstetrícia: